Cómo Planificar un Entrenamiento; Un plan eficaz es la piedra angular del éxito de una sesión de coaching deportivo, por lo que es muy importante asegurarse de que está bien estructurado. La planificación es la primera fase del Proceso de Coaching Deportivo.

Para planificar una sesión de coaching eficaz hay que detallar adecuadamente cuatro áreas clave:

  • Información del participante.
  • Metas y objetivos de la sesión.
  • Actividad de coaching.
  • Consideraciones de salud y seguridad.

La consideración cuidadosa de estos factores proporcionará una estructura y una dirección que permitirá al entrenador utilizar sus habilidades y capacidades de coaching de forma eficaz.

Al planificar una sesión de entrenamiento, el uso de una plantilla de plan de sesión estándar para registrar la información relativa a estas cuatro categorías permite al coach organizarse, tener un enfoque coherente y, en última instancia, ofrecer sesiones más eficaces.

A continuación, en este artículo de Estudiar Coaching Deportivo, examinaremos cada uno de los cuatro componentes de un plan de entrenamiento.

Ver Curso de Entrenador Personal Online

Cómo Planificar un Entrenamiento

4,7 / 5

1. Información del Participante

Conocer claramente a los participantes y sus necesidades específicas es de vital importancia, ya que permite al entrenador adaptar el contenido de la sesión de entrenamiento para satisfacer estas necesidades de forma eficaz.

Información descriptiva sencilla sobre los participantes, como por ejemplo:

  • Cuántos participarán en el entrenamiento.
  • Rango de edad.
  • Nivel de habilidad/experiencia.

Es importante para apoyar las decisiones básicas de planificación; sin embargo, hay que tener cuidado al hacer suposiciones sobre lo que se espera que los participantes de una edad o nivel de experiencia concretos sean capaces de conseguir. Para mitigar esto, es importante un nivel de flexibilidad en la actividad planificada, de modo que la actividad pueda hacerse más difícil (progresar) o más fácil (retroceder), según convenga.

Además, el uso de alguna forma de evaluación temprana de los niveles de habilidad de los participantes, en una sesión de entrenamiento con un grupo nuevo, permite al entrenador hacer un juicio sobre la idoneidad de la actividad planificada y hacer los cambios necesarios de forma eficiente.

Más allá de la información descriptiva básica, un plan podría indicar:

  • Información sanitaria/médica sobre los participantes.
  • Información sobre lesiones (anteriores o actuales).
  • Necesidades adicionales debidas a discapacidades o requisitos de aprendizaje.

Esta información puede registrarse en el plan de la sesión de entrenamiento o en un documento aparte, al que se hace referencia antes de una sesión.

Por último, la información importante sobre los participantes que a veces puede pasarse por alto son sus:

  • Objetivos.
  • Aspiraciones.
  • Niveles de motivación.

Puede ser fácil para un entrenador que planifica un entrenamiento, centrarse en sus propios objetivos para una sesión, por ejemplo, centrarse en el desarrollo de una habilidad concreta, o en una situación táctica; sin embargo, cada deportista tendrá sus propios objetivos y aspiraciones y es importante tenerlo en cuenta en su planificación.

Además, los niveles de motivación de los participantes fluctuarán; un ejemplo es un niño que asiste a una sesión de entrenamiento de fútbol porque sus padres quieren que lo haga, pero no está realmente motivado para participar.

Comunicándose eficazmente con los participantes y averiguando toda la información anterior, un entrenador puede satisfacer mejor estas necesidades y, por tanto, ofrecer una sesión de entrenamiento más eficaz.

Cómo Planificar un Entrenamiento - Planear una Sesión de Entreno

2. Metas y Objetivos del Entrenamiento

Para saber cómo planificar un entrenamiento, hemos hablado de la necesidad de comprender las metas y los objetivos de los participantes, y con esta información, puedes formular metas y objetivos adecuados para la sesión, que no sólo satisfagan las necesidades de los participantes, sino que también desarrollen aspectos de los deportistas/grupo/equipo que hemos identificado como importantes como entrenador.

Las ventajas de establecer objetivos claros son:

  • Proporciona un enfoque, de modo que al planificar las actividades sólo tenemos que preguntarnos: ¿permitirá/ayudará la actividad a los participantes a alcanzar los objetivos?
  • Proporciona una guía para los participantes, de modo que no sólo saben lo que se espera de ellos y cuáles son los resultados deseados de la sesión, sino que también pueden autoevaluar su propio rendimiento con respecto a estos objetivos.
  • Proporciona un recordatorio para cuando volvamos a hacer las sesiones en el futuro.

Al establecer los objetivos, la utilización de los principios SMART (Specific, Measurable, Agreed, Realistic, Time-bound), «inteligente» en español, de fijación de metas, permite que sean claros, centrados y alcanzables:

  • Específicos: Objetivos que se articulan de forma específica, por ejemplo, trabajar los cruces en el área en el fútbol, en lugar de simplemente los pases largos.
  • Medibles: Disponer de una métrica para evaluar si un objetivo se ha alcanzado o no, puede ser cuantitativa (meter tiros libres seguidos en baloncesto), o cualitativa (realizar la técnica correcta para una devolución de revés en el tenis).
  • Acordado: Entre los participantes y el entrenador.
  • Realista: Objetivos que están un paso más allá de la capacidad actual de los participantes, para que se sientan exigidos (y no se aburran) pero puedan alcanzarlos y no se desmotiven si no pueden hacerlo.
  • Con límites de tiempo: Se establecen límites temporales claros para cada actividad.

El número de objetivos utilizados depende de la duración de la sesión de entrenamiento y del nivel de los participantes.

Además, puede ser que identifiques un objetivo amplio (por ejemplo, atrapar) y luego lo desgloses en objetivos más pequeños. La ventaja de esto es que permite la opción de recapitular los objetivos durante la sesión, lo que indicará a los participantes los progresos realizados, proporcionando un mayor nivel de motivación.

3. Actividad de Coaching

La actividad de coaching se refiere a cualquier actividad que se planifique para que los participantes y el coach se involucren durante la sesión.

Una vez establecidos unos objetivos claros, esta parte del proceso de cómo planificar un entrenamiento debería ser, en teoría, bastante sencilla.

La estructura general de una sesión debería incluir:

  • Calentamiento.
  • Actividades principales.
  • Enfriamiento.

Para identificar las actividades apropiadas, un enfoque útil puede ser preguntarse si una actividad propuesta permitirá a los participantes alcanzar un objetivo, pero, además de esto, el entrenador debe considerar sus propios puntos fuertes y débiles junto con los principios de coaching que sustentan su filosofía de entrenamiento.

Por ejemplo, los enfoques más tradicionales del entrenamiento, centrados en ejercicios físicos y de destreza, y en los que sólo uno o dos participantes están activos en todo momento, podrían sustituirse por prácticas más contemporáneas que se centran en maximizar el volumen de actividad de todos los participantes y en crear escenarios en los que se desafía a los participantes a tomar decisiones en actividades más relacionadas con el juego.

También es importante tener en cuenta la asignación de tiempo para cada actividad, aunque esto puede cambiar durante un entrenamiento, tenerlo claro ayudará a reducir la posibilidad de quedarse a mitad de camino y haber completado todo lo previsto o, alternativamente, completar un pequeño elemento del plan y quedarse sin tiempo. Esto puede lograrse indicando en el plan de entrenamiento la asignación de tiempo para cada sección.

Otros aspectos de esta fase del proceso de planificación de un entrenamiento podrían incluir la identificación de los puntos clave. El nivel de la sesión dictará la naturaleza exacta de estos puntos de coaching; sin embargo, una regla general podría ser tener un máximo de tres o cuatro puntos que los participantes deban llevarse para que no se sientan abrumados y sean capaces de procesar y retener la información.

Con el tiempo, la sección de actividades de coaching del plan puede condensarse más a medida que el coach se familiariza con el contenido, de modo que una palabra para describir una actividad será suficiente para recordar al coach lo que se necesita.

Cómo Planificar un Entrenamiento - Sesión de Entreno

4. Consideraciones de Salud y Seguridad

La seguridad de los participantes y también del entrenador durante una sesión de entrenamiento es de suma importancia. Para ello, se pueden tomar las siguientes medidas antes, durante y después de una sesión.

  • Cualificación en primeros auxilios: Si un entrenador trabaja solo, debe estar cualificado en primeros auxilios o debe haber una provisión adecuada en las cercanías (dentro de la organización o del grupo de entrenadores).
  • Evaluación de riesgos: Debe completarse una evaluación de riesgos formal (registrada en un documento separado), además de las comprobaciones apropiadas antes de que comience la sesión.
  • Botiquín de primeros auxilios: El entrenador debe tener acceso a un botiquín de primeros auxilios adecuado antes, durante y después de la sesión.
  • Equipo de protección personal: Asegúrate de que todos los participantes lleven el equipo de protección adecuado, como espinilleras, protectores bucales y cascos según la actividad.
  • Vigilancia y seguimiento: Es imprescindible que el entrenador vigile constantemente la actividad para identificar y eliminar cualquier riesgo o riesgo potencial que pueda surgir del entorno y del comportamiento de los participantes.

La salud y la seguridad deben estar en lo más alto de la lista de prioridades del entrenador. Sin embargo, la naturaleza del deporte conlleva intrínsecamente algunos riesgos, por lo que seguir los amplios planteamientos anteriores eliminará o mitigará muchos de estos riesgos.

Conclusiones

El proceso de cómo planificar entrenamiento deportivo es más que la simple creación de una lista de ejercicios que el entrenador quiere que hagan los participantes.

Tener en cuenta todos los aspectos señalados en el artículo ayudará al entrenador a ofrecer una sesión atractiva, segura y eficaz para los participantes.

¿Quieres estudiar coaching deportivo?.- Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el entrenamiento deportivo, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa ser un coach profesional, estudiar un curso o Máster especializado es lo más indicado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar Coaching Deportivo Online?

Ver Instituciones formativas de Coaching Deportivo

Ver otras Formaciones Relacionadas!

Cursos de Cocina Online
Máster en Nutrición Online
No es probable Extremadamente probable

Esperamos que le haya gustado nuestra publicación «Cómo Planificar un Entrenamiento» y si le gusta el deporte y la salud, le animamos a estudiar coaching deportivo.

Inicio/Entradas/Coach/Cómo Planificar un Entrenamiento | Estudiar Coaching Deportivo