Cómo Hacer Buenas Demostraciones en un Entrenamiento; Una de las herramientas clave que un coach deportivo puede utilizar para comunicar información a atletas y jugadores de todos los niveles son las demostraciones. En muchas situaciones, la oportunidad que tiene un entrenador deportivo de transmitir información a los deportistas con los que trabaja puede ser limitada, debido a la falta de tiempo o a la escasa atención, por ejemplo, cuando entrena a niños pequeños. Por lo tanto, es imperativo que el entrenador pueda dominar esta habilidad como parte de su práctica como coach.

Para realizar una demostración eficaz en el entrenamiento deportivo, hay que seguir los siguientes pasos:

  • Planificar y practicar la demostración.
  • Asegúrate de que tienes la atención de todos los deportistas.
  • Selecciona un modelo adecuado.
  • Realiza la demostración.
  • Comprueba la comprensión mediante preguntas.

Si sigues estos pasos, tendrás la oportunidad de comunicar la información y las ideas de forma clara y concisa, apoyando la progresión y el desarrollo efectivos de los atletas.

Estos pasos se analizarán a continuación en este artículo de Estudiar Coaching Deportivo.

Ver Curso de Alto Rendimiento Deportivo

Cómo Hacer Buenas Demostraciones en un Entrenamiento

4,7 / 5

1.  Planificar y Practicar la Demostración

Considerar cuidadosamente qué información proporcionar en una demostración es de vital importancia. El entrenador debe empezar con una imagen clara en su mente de las habilidades, la acción o la situación táctica que quiere comunicar, y a partir de esta imagen crear una lista paso a paso de los elementos clave que componen el escenario. Puede ser útil escribir estos pasos o llevar una nota mental para que no se omitan elementos al realizar la demostración.

Al identificar los pasos, independientemente del nivel de los jugadores, debe adoptarse el principio KISS – Keep It Simple Stupid (Mantenlo simple y estúpido en español), identificando acciones claras y sencillas. Para los deportistas más avanzados, que tienen un nivel básico de comprensión, los puntos señalados pueden ser más sofisticados, pero la simplicidad es la clave para que los deportistas puedan digerir y retener la información.

Una vez creada una imagen y una descripción claras de la habilidad, la acción o la situación táctica, el coach deportivo podría practicar físicamente y/o visualizar la demostración. Si es posible, sobre todo en el caso de las habilidades y acciones, la práctica física permite al entrenador obtener una «sensación» de la demostración, practicar las habilidades para tener más confianza al ejecutarlas delante del grupo, y también puede imaginar cómo sería para los jugadores que observan y hacer los ajustes necesarios.

La visualización puede ser una herramienta increíblemente útil, sobre todo cuando se practican situaciones tácticas, en las que la práctica física no es posible. Crear una imagen de la habilidad o situación en la mente permitirá al entrenador considerar todos los pasos que ha identificado y el orden en que se despliegan.

El tipo de visualización realizada también puede ayudar al entrenador a considerar la perspectiva del deportista. Por ejemplo, si el entrenador visualiza la habilidad que se está realizando como si la viera en una pantalla o en un escenario, esta perspectiva en tercera persona es como la vería un jugador y, por tanto, entender cómo se ve puede ayudar a informar sobre cómo comunicarlo de forma más eficaz.

Cómo Hacer Buenas Demostraciones en un Entrenamiento - Demostración de Revés en Tenis

2. Asegúrate de que Tienes la Atención de Todos los Deportistas

El segundo paso de cómo hacer buenas demostraciones en un entrenamiento es captar la atención de todos. Aunque un entrenador pueda tener una demostración sorprendente y meticulosamente planificada, si los deportistas no prestan atención no será eficaz.

Cuando se entrena a deportistas jóvenes, conseguir su atención y mantenerla puede ser un reto, por lo que, desde el principio, el entrenador debe intentar que las demostraciones sean breves, por ejemplo, de unos 2 minutos.

Ver Cómo Hacer que los Niños Escuchen en un Entrenamiento

Para asegurarte de que todos están concentrados, asegúrate de que:

  • Todos pueden ver: Lleva a los deportistas al lugar donde piensas realizar la demostración. Colócalos adecuadamente (utiliza las líneas, marcas o conos existentes para asegurarte de que están en una posición óptima). Decide si quieres que estén de pie o sentados, según la complejidad y la naturaleza de la demostración.
  • Todos escuchan: Aunque puede ser tentador hacer la demostración lo más rápido posible, es imprescindible que todos los deportistas escuchen. Esto no sólo maximiza las posibilidades de que la información se comunique con eficacia, sino que también ahorra tiempo al tener que repetir la información con frecuencia a lo largo de la sesión.
  • Utiliza una terminología adecuada: Siguiendo el principio KISS de simplicidad, selecciona un lenguaje y una terminología adecuados para la audiencia. En la medida de lo posible, evita la jerga y la terminología complicada, ya que pueden confundir o desconectar a los deportistas si no la entienden.

Un elemento a tener en cuenta es el entorno. Por ejemplo, si la demostración es al aire libre, ten en cuenta la posición del sol para que no dé directamente a los ojos de los deportistas. La temperatura también puede dictar la duración de la demostración, por ejemplo, en un día frío el entrenador querrá limitar el tiempo que los jugadores no estén activos.

3. Selecciona un Modelo Adecuado

Dado que el objetivo de una buena demostración es comunicar la información en un formato visual y crear una imagen en la mente de los deportistas, hay algunas opciones de quién seleccionar para realizar la demostración:

ModeloPuntos FuertesLimitaciones
Entrenador
  • Puede realizar una demostración exacta de la habilidad/situación según se requiera.
  • Puede hacer hincapié en los aspectos clave de la demostración.
  • El entrenador puede no tener las habilidades necesarias para realizar la demostración (por ejemplo, con jugadores avanzados).
  • Los jugadores son pasivos en este proceso.
Deportistas
  • Algunos jugadores son activos en este proceso.
  • Los jugadores pueden observar a un compañero realizando la habilidad, lo que les hace confiar en que pueden hacerlo.
  • Es posible que los jugadores no sean capaces de reproducir la habilidad exacta como se requiere.
  • El entrenador debe confiar en uno o dos jugadores.
  • Los jugadores pueden no tener confianza para ponerse de pie delante del grupo.
Grabación en vídeo
  • Se puede ver el modelo perfecto de la habilidad/situación.
  • La demostración puede mostrar la habilidad/situación en un escenario de juego real.
  • La grabación puede ser de un jugador que le permita observarse a sí mismo.
  • El acceso a una grabación que tenga los ángulos correctos puede ser un reto.
  • Es necesario disponer de un dispositivo para ver las grabaciones.
  • Si la grabación es de un profesional, los jugadores pueden sentir que no pueden reproducir acciones complejas.

La decisión de qué modelo utilizar dependerá de la situación, los deportistas y los recursos disponibles.

Cómo Hacer Buenas Demostraciones en un Entrenamiento - Demostración en un Entreno

4. Realiza la Demostración

Una vez planificada la demostración de forma adecuada, obtenida la atención de los deportistas y seleccionado un modelo, el siguiente paso de cómo hacer buenas demostraciones en un entrenamiento es llevar a cabo la propia demostración.

Para este proceso deben seguirse las siguientes pautas:

  • Demostrar la habilidad, acción o situación táctica sin hablar. Utilizar inicialmente sólo la comunicación no verbal permitirá a los deportistas empezar a construir la imagen visual sin necesidad de seguir las indicaciones verbales. Lo ideal es hacerlo en tiempo real.
  • Repite la demostración desde distintos ángulos. Ver la demostración desde distintos ángulos (moviendo a los deportistas o moviendo el modelo) permitirá crear una imagen completa en la mente de los deportistas. Un ejemplo es cuando se demuestra un pase en fútbol, ver la habilidad de frente y de lado.
  • Repite con los pasos verbales. Se debe realizar otra demostración con una explicación verbal de los pasos. Estos pasos se pueden desglosar y, por lo tanto, se beneficiarían de no estar inicialmente en tiempo real.
  • Demostración final. Una demostración final completa en tiempo real de toda la habilidad o situación debería utilizarse para completar la demostración.

Para las explicaciones verbales, siguiendo los principios KISS de simplicidad, el objetivo debería ser hacer hincapié en 2 o 3 puntos clave de entrenamiento que los deportistas puedan llevarse.

El uso de marcas en el suelo y/o conos, cuando sea apropiado, puede ser útil durante la demostración en el entrenamiento para orientar a los participantes, además de identificar la dirección del juego cuando sea apropiado para que los jugadores puedan entender la situación y el contexto de la demostración.

Al hacer la demostración, el entusiasmo y el esfuerzo que el coach deportivo ponga en ella repercutirá en los jugadores. Una demostración deslucida puede hacer perder una gran oportunidad de motivar a los deportistas y también podría limitar la confianza que los jugadores tienen en que el entrenador les dé información precisa.

5. Comprueba la Comprensión Mediante Preguntas

Inmediatamente después de realizar la demostración en un entrenamiento, el coach debe comprobar la comprensión del deportista de la información comunicada. Aunque puede existir la tentación de preguntar «¿lo ha entendido todo el mundo?», esto puede no ser lo ideal, ya que con frecuencia los deportistas serán reacios a decir que no lo entienden, debido al riesgo de quedar en ridículo delante de sus compañeros.

Un enfoque más útil podría ser pedir a los jugadores que repitan los pasos al entrenador. La forma de gestionar esto dependerá del grupo y de sus personalidades individuales; sin embargo, las preguntas directas pueden ser valiosas para asegurarse de que todos están escuchando. Este proceso consistiría en seleccionar a los deportistas al azar del grupo para que proporcionen una parte de la información clave proporcionada durante la demostración. Este enfoque más directo puede limitar que los jugadores más fuertes y seguros de sí mismos dominen y proporcionen todas las respuestas, y que los jugadores menos seguros eviten responder y comprobar su comprensión.

Conclusiones de Cómo Hacer Buenas Demostraciones en un Entrenamiento

Como se ha señalado, una demostración eficaz es una herramienta clave para que el coach deportivo la utilice al comunicar información e ideas a los jugadores, por lo que es de vital importancia ser capaz de realizar una demostración eficiente y eficaz.

¿Quieres estudiar coaching deportivo?.- Tanto si estás empezando como si sueñas con ser un profesional especializado en el entrenamiento deportivo, debes saber que es una rama donde se requieren muchas habilidades junto con experiencia profesional. Si te interesa ser un coach profesional, estudiar un curso o Máster especializado es lo más indicado. Asegúrate de hacerlo en un centro acreditado por DQ, disfrutarás de las mejores condiciones de acceso al mercado laboral con reconocimiento a nivel internacional y las mejores facilidades para proseguir estudios superiores universitarios.

¿Dónde Estudiar Coaching Deportivo Online?

Ver Instituciones formativas de Coaching Deportivo

Ver otras Formaciones Relacionadas!

Cursos de Cocina Online
Máster en Nutrición Online
No es probable Extremadamente probable

Esperamos que le haya gustado nuestra publicación «Cómo Hacer Buenas Demostraciones en un Entrenamiento» y si le gusta el deporte y la salud, le animamos a estudiar coaching deportivo.

Inicio/Entradas/Coach/Cómo Hacer Buenas Demostraciones en un Entrenamiento