Descripción del proyecto

Riesgos de Hacer Deporte con Mascarilla; Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, así como la OMS recomiendan actualmente que todo el mundo se cubra la cara con la mascarilla en entornos públicos, donde es difícil mantener otras medidas de distanciamiento social, para frenar la propagación de COVID-19. Los síntomas de la COVID-19 incluyen tos, dificultad para respirar, fiebre o escalofríos, fatiga, dolores corporales, dolor de cabeza, pérdida del gusto o del olfato, dolor de garganta, secreción nasal, náuseas y diarrea.

Es importante destacar que los científicos indican que muchas personas con COVID-19 carecen de síntomas (es decir, son “asintomáticas”) y pueden transmitir el COVID-19 a otras personas antes de mostrar cualquier signo perceptible de tener la enfermedad. Las pruebas sugieren que el virus puede propagarse entre personas que interactúan en estrecha proximidad -por ejemplo, hablando, cantando, tosiendo o estornudando- incluso si esas personas no muestran ningún síntoma.

Riesgos de Hacer Deporte con Mascarilla

Riesgos de Hacer Deporte con Mascarilla

¿Es seguro hacer ejercicio con una mascarilla?

Los centros de fitness y los gimnasios en general están empezando a reabrir a medida que las directivas de permanecer en casa comienzan a disminuir. Los entusiastas del deporte se preguntan si es seguro volver a sus instalaciones de entrenamiento favoritas y qué precauciones deben tomarse para que todos permanezcan seguros. Al no existir directivas nacionales de seguridad COVID-19 para todos los gimnasios e instalaciones de ejercicio, es seguro que las políticas varían en todo el país y entre los negocios de fitness. Una gran pregunta que se hacen los coaching deportivos y los entusiastas del ejercicio es:

¿Debo llevar una mascarilla cuando hago ejercicio en un centro de fitness? y de ser así ¿Cuáles son los riesgos de hacer deporte con mascarilla?.

La mayoría de las personas pueden realizar sus entrenamientos habituales llevando una mascarilla, lo que proporcionará protección contra la propagación del virus para todos. Es esencial recordar a los entusiastas del ejercicio que controlen cómo se sienten durante el entrenamiento y que presten especial atención si se sienten mareados, aturdidos o con falta de aliento. Si es así, hay que reducir la intensidad del ejercicio o dejar de hacerlo hasta que estos síntomas desaparezcan.

Si como coach deportivo observa que un cliente deja de hacer ejercicio debido a la falta de aliento y sigue sin respirar, haga que la persona se quite la mascarilla para permitir un mejor flujo de aire hacia los pulmones.

Recuerde que estos síntomas (es decir, mareo, aturdimiento, falta de aire) durante el ejercicio también pueden reflejar una serie de condiciones de salud, entre las que se incluyen las siguientes: sobreesfuerzo (especialmente si la persona no ha hecho ejercicio durante algún tiempo o a sus niveles de intensidad habituales, debido a las normas de permanencia en casa), deshidratación, presión arterial baja, glucosa en sangre baja, arritmia cardíaca (a veces el ejercicio desencadena un ritmo cardíaco irregular) o falta de oxígeno.

Se recomienda a las personas con una afección respiratoria o cardiovascular preexistente que tengan precaución al hacer ejercicio con una mascarilla. En concreto, aquellos clientes que padezcan un trastorno pulmonar obstructivo crónico, asma, bronquitis crónica, fibrosis pulmonar y cualquier otra afección pulmonar deben consultar (es decir, a través de la telemedicina) con un profesional médico para recibir instrucciones personales sobre los riesgos de hacer deporte con mascarilla.

Además, sentirse mareado después de hacer ejercicio (con o sin mascarilla) puede indicar que la persona tiene la presión arterial baja. Esto también puede ocurrir en mujeres embarazadas. Los mareos después del ejercicio pueden indicar a veces un problema cardíaco o síntomas de diabetes de tipo 2 (niveles bajos de azúcar en sangre). Es necesario recibir atención médica si esta condición persiste.

¿Con qué intensidad debe hacer deporte un cliente mientras lleva una mascarilla?

Controlar la intensidad del ejercicio es siempre esencial para un entrenamiento seguro y eficaz, con o sin llevar una mascarilla. Sin embargo, llevar cualquier tipo de cubierta sobre la nariz y la boca mientras se hace ejercicio puede reducir el flujo de oxígeno hacia los pulmones de una persona. Algunos entrenamientos, como el entrenamiento a intervalos de alta intensidad, que han demostrado ser muy exigentes para el sistema cardiorrespiratorio, pueden resultar un poco más difíciles. Esto podría ser un resultado directo de la reducción de la cantidad de oxígeno que llega a los músculos que se ejercitan vigorosamente. Una menor cantidad de oxígeno en el músculo esquelético que se ejercita reduce la producción de ATP para proporcionar la energía necesaria para mantener la intensidad y la duración del ejercicio. Por lo tanto, un nivel de oxígeno ligeramente inferior que llega al músculo es un factor central que contribuye a la fatiga.

Básicamente los riesgos de hacer deporte con mascarilla es la reducción de captación de oxigeno y todos sabemos que el oxigeno es la gasolina del ser humano.

Algunos deportistas que utilizan mascarillas pueden notar que no son capaces de completar un entrenamiento “normal” o que se sienten más fatigados de lo habitual durante y después del entrenamiento.

Para minimizar los primeros síntomas de fatiga durante el ejercicio con mascarilla, los coach deportivos o entrenadores deben animar a los clientes a no esforzarse tanto como de costumbre. Deben animarles a utilizar el índice de esfuerzo percibido en combinación con la frecuencia cardíaca para controlar la intensidad del ejercicio. Aconsejar a los clientes que den tiempo a su sistema cardiorrespiratorio para que se adapte gradualmente a la ligera restricción del flujo de aire (de la mascarilla). La adaptación a los cambios de sobrecarga durante los programas de entrenamiento suele tardar semanas en producirse. Por lo tanto, informe a los clientes que lleven mascarilla de que pueden tardar varios entrenamientos antes de que se entrenen completamente a sus intensidades de ejercicio habituales.

¿Qué tipo de mascarilla llevar para hacer deporte?

La finalidad de la mascarilla es ayudar a bloquear las gotitas respiratorias que se dispersan en el aire cuando una persona tose, estornuda, respira o habla. Las mascarillas quirúrgicas (también llamadas mascarillas médicas) y las mascarillas N95  son mascarillas fundamentales utilizadas por los trabajadores sanitarios, que las llevan cuando tratan a pacientes de alto riesgo y cuando no es posible el distanciamiento social. Sin embargo, no se ha investigado la eficacia de llevar una mascarilla médica durante el ejercicio.

Dentro de los riesgos de hacer deporte con mascarilla para un uso repetido, las mascarillas de tela son una muy buena opción durante el ejercicio. Lo mejor es que la mascarilla de tela tenga varias capas de tejido. Una persona puede comprar una máscara de tela o hacer una. Las máscaras hechas con una bufanda, un pañuelo o una camiseta no son una gran opción, ya que normalmente no se ajustan a la cara tan bien como una máscara de tela.

Para hacer deporte correctamente hay que evitar el uso de mascarillas que tengan válvulas de plástico en la parte delantera, ya que éstas sólo filtran el aire que la persona inspira y no bloquean el aire que exhala. Por último, los protectores faciales ofrecen otra opción de cobertura facial para los deportistas. Los protectores faciales proporcionan protección a los usuarios (toda la cara, ojos, nariz y boca) sin afectar a la respiración. El desafortunado inconveniente es que las pantallas faciales tienden a estar menos disponibles que nuestras tradicionales mascarillas.

Consejos sobre el uso adecuado de la mascarilla durante el ejercicio

Los coach deportivos pueden compartir los siguientes consejos con sus clientes para prevenir los riesgos de hacer deporte con mascarilla:

  1. Asegúrese de que la máscara es lo suficientemente grande como para cubrir la nariz y la cara para una protección adecuada.
  2. La mascarilla debe resultar cómoda y ajustada alrededor de las mejillas y la nariz. Intente no juguetear con la mascarilla mientras hace ejercicio.
  3. Si la mascarilla restringe su respiración antes del ejercicio, no será buena para usarla durante el mismo.
  4. Lávate las manos ANTES de ponerte la mascarilla. El agua y el jabón están bien, o bien utilice un desinfectante de manos a base de alcohol.
  5. Asegúrese de no tocarse los ojos, la nariz o la boca al quitarse la mascarilla. Lávese las manos DESPUÉS de quitarse la mascarilla.
  6. Lo mejor es quitarse la mascarilla por los bucles de las orejas porque la parte delantera de la mascarilla es donde se acumulan los gérmenes.
  7. Una gran ventaja de las mascarillas de tela es que se pueden lavar. A los entusiastas del ejercicio que lo practican con regularidad se les recomienda tener unas cuantas mascarillas para tener una limpia y seca lista para cada entrenamiento. Cualquier detergente para la ropa sirve para lavar las mascarillas de tela.
  8. Cuando hable, mantenga la mascarilla sobre la nariz y la boca. No la tires hacia abajo, ya que esto anula el propósito de bloquear las gotas respiratorias que se liberan en el aire.
  9. Si tiende a sudar mucho cuando hace ejercicio (en el interior o en el exterior), lleve una segunda mascarilla y sustitúyala cuando se humedezca. Es mejor sustituir una mascarilla húmeda (por el sudor del entrenamiento o la humedad del exterior).
  10. Para las personas que llevan gafas, a veces se empañan si sale demasiado aire cerca de la nariz de la mascarilla. Reajuste la mascarilla para que quede bien ajustada sobre la nariz. Además, se ha demostrado que lavar las gafas con agua jabonosa, sin enjuagarlas, y dejarlas secar antes de usar la mascarilla reduce el empañamiento. Por otra parte, doblar un pañuelo de papel y colocarlo debajo de las gafas puede absorber la humedad que se escapa de la respiración.
  11. En el caso de los niños, busque una mascarilla de tela que se adapte a la cara del niño, cómoda pero ajustada, y siga las mismas instrucciones de seguridad anteriores. No ponga máscaras a los niños menores de dos años.

Las mascarillas, que son un elemento básico en la industria médica, se están convirtiendo ahora en herramientas de seguridad para los entusiastas del fitness en general. Al hacer ejercicio, la mascarilla debe considerarse una barrera, no un escudo completo, en lo que respecta al bloqueo de las partículas de virus. Por lo tanto, siempre que sea posible, deben respetarse las medidas de distanciamiento social en el gimnasio, y las superficies que se tocan habitualmente deben desinfectarse de forma rutinaria.

Recuerde a los clientes que la parte exterior de la mascarilla puede contaminarse, por lo que no deben tocarla y, en su lugar, utilizar las medidas de seguridad correctas al quitársela, para evitar que los efectos positivos de la mascarilla repercutan negativamente en la salud.

¿Dónde Estudiar Coaching Deportivo Online?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No es probable Extremadamente probable

Si te ha gustado la publicación “Riesgos de Hacer Deporte con Mascarilla“, te animamos a estudiar coaching deportivo online!